Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Actualidad

El semestre cerró con la confianza en su peor momento

Autor: 
La República
Fecha: 
Martes, Junio 27, 2017

En tres días termina el primer semestre de 2017 y hasta el momento el panorama económico no es positivo. Las cifras y la opinión de los expertos, indican que el resultado más deficiente está por el lado de la confianza, la cual pasa por sus datos más bajos.

 
 

Para comenzar, en enero el Índice de Confianza del Consumidor se ubicó en -30,2%, la peor cifra en 15 años desde que inició la medición. Posteriormente, se fue recuperando y en mayo el balance fue de -16,9%, lo que representa una caída de cuatro puntos porcentuales frente a abril y de 4,4 respecto a mayo de 2016.

 

Otro de los malos resultados está por el lado de la productividad. El Índice de Confianza Industrial reveló que en enero se ubicó en 1,9%, aunque no era negativa la cifra, representó una caída de 3,4 puntos porcentuales respecto al mismo mes de 2016. 

 

Pero en mayo, la confianza industrial se ubicó en -8,8% lo que representó una caída de 14 puntos porcentuales respecto al mismo mes de 2016. El nivel más bajo en mayo desde 2009. 

 

Leonardo Villar, director de Fedesarrollo, comentó que “desafortunadamente el ánimo de los consumidores y los empresarios se mantiene en niveles extraordinariamente bajos aunque algunos indicadores, tales como el comportamiento de las importaciones, empiezan a insinuar un repunte moderado y gradual”.

 

Mejores resultados se pueden ver en el Índice de Confianza Comercial, que por lo menos no está en cifras negativas. En enero el índice se ubicó en 24,8%, lo que significó un aumento de 4,5 puntos porcentuales respecto diciembre de 2016. 

 

Aunque en mayo, la confianza bajó y se ubicó en 15,3%, con una caída de 2,5 puntos porcentuales respecto al mes pasado. 

 

El presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), Bruce Mac Master, manifestó que “no hay duda que este primer semestre fue de desaceleración, hubo múltiples factores que implicaron que la economía está creciendo a niveles inferiores al de su potencial y al de los años anteriores”.

 

Y es que en el primer trimestre de este año, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) reveló que el PIB solo registró una variación de 1,1%. En años anteriores, para este mismo periodo, se veían crecimientos de 2,5% mínimo y hasta 6,4%.

 

Los sectores que más jalonaron a la baja fueron explotación de minas y canteras (-9,4%); construcción (-1,4%); comercio (-0,5%); transporte (-0,3%); e industria (0,3%).

 

Por su parte, entre enero y abril la producción industrial, según el Dane, mantuvo caídas entre -0,2% y -6,8%, en ventas se registró un altibajo, pero en abril cerro en -5,1%, y en personal ocupado la última variación que se conoció fue -1,1%.

 

“Estas cifras y datos hay que tenerlos en cuenta para que se puedan tomar medidas anticíclicas que sean las que verdaderamente generen un choque que le inyecten oxigeno a la economía”, agregó el presidente de la Andi.

 

En comercio minorista, los resultados también son poco alentadores. En el primer mes del año las ventas del comercio minorista presentaron una variación de -2,2% y el personal ocupado de 3%, detalló el Dane.

 

En febrero,  las ventas reales del comercio minorista variaron -7,2%, la caída más fuerte del año, y el personal ocupado creció 2,7%. Las últimas cifras (abril), siguieron negativas, aunque mostraron mejores resultados con una disminución de -2%. El personal ocupado aumentó 2,6%. 

 

Guillermo Botero, presidente de Fenalco, dijo que el resultado del primer semestre fue “malo”. “Nos dijeron que en marzo habíamos tocado fondo y no, había una profundidad mayor que se mostró en abril con los resultados de comercio”, afirmó Botero.

 

¿Cuáles son las mejores cifras?

 

El comercio exterior, la inflación y el desempleo sacan la cara en estos primeros meses por la economía. 

 

Por un lado, las importaciones y las exportaciones han logrado repuntar en abril con variaciones de 9% y 6,8%, respectivamente.

 

La inflación, por el efecto de la tasa de interés del Banco de la República, sigue disminuyendo. En mayo se ubicó en 4,37% y se espera que a final de 2017 esté cerca de 4%.

 

En mercado laboral, el más reciente informe del Dane destacó que en abril la cifra cerró en 8,9%, y en la mayoría de los últimos periodos no ha subido a dos dígitos.

 

¿Qué se puede esperar para el final de este año?

 

En abril de 2017 el Indicador de Seguimiento a la Economía, en su serie desestacionalizada, presentó una variación anual de 1,4%, informó el Dane. Según el análisis económico de Itaú, en su serie original la cifra “cayó 0,6% con respecto a un año antes, una de las variaciones más bajas desde noviembre de 2008. Esta variación es inferior a la observada hace un año cuando el ISE creció 2,9%”. En cuanto a las proyecciones del PIB para final de año muestran que la economía no crecería más de 2,3%. El Banco de la República tiene una expectativa de 1,8% en el PIB; el Banco Mundial 2,2%; el FMI 2,3%, al igual que el Gobierno Nacional que bajó la expectativa de 2,5%.

 

Las opiniones

Leonardo Villar
Director ejecutivo de Fedesarrollo
“El primer semestre ha mostrado un desempeño pobre de la actividad productiva (...) nos condujo a revisar a la baja la perspectiva que ahora proyectamos en 2%”.

 

Bruce Mac Master
Presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI)
“Hago un llamado para que las autoridades económicas y monetarias entiendan que tienen instrumentos anticíclicos a su disposición y que tienen que utilizarlos”.